Croquetas de merluza y espinacas

• 400 grs de merluza en filetes
• un puñado de hojas de espinacas baby
• 2 cebolletas
• un diente de ajo
• 3 cucharadas de harina
• 3 cucharadas de mantequilla
• ¾ litro de leche
• 2 huevos
• pan rallado
• una pizca de nuez moscada
• sal y pimienta negra
• aceite de oliva

Una vez repasados los filetes de merluza para eliminar los restos de piel y las espinas, picamos a cuchillo, hasta dejarlos en taquitos finos. Quitar los rabos a las espinacas y se enjuagan bien.

En una sartén con un hilo de aceite de oliva, saltear el diente de ajo muy picado y luego añadimos las espinacas picadas finas. Dejamos al fuego sin tapar y sin dejar de mover hasta que se ablanden. Volcar en un colador y reservar.

A continuación, en la misma sartén, calentar la mantequilla con algo más de aceite de oliva y rehogar, a fuego muy suave, las cebolletas muy picadas.

Pasados unos minutos, cuando estén blanditas, incorporamos la harina, moviendo sin parar hasta que quede bien tostada. Vamos añadiendo la leche templada, poco a poco, moviendo para que se trabe con la harina.

Por último, incorporar la merluza y las espinacas. Agregar una pizca de sal, pimienta y nuez moscada molida. Mezclar bien y si estuviera demasiado espeso, agregar algo más de leche o caldo.

Cuando la masa esté a punto, volcar en una bandeja y dejamos enfriar del todo.

Luego, formar las croquetas las pasamos por huevo batido y pan rallado. Se van friendo por tandas y las dejamos escurrir sobre papel absorbente. Servimos enseguida, acompañadas de una ensalada de rúcola y tomate cherry.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.