Albóndigas de pescado con mejillones

  • 600 grs de pescado limpio: merluza, rosada, cazón…
  • medio kilo de mejillones
  • un huevo
  •  5 tomates rojos maduros
  • medio pimiento rojo
  • 3 dientes de ajo
  • 2 cucharaditas de alcaparras pequeñas
  • una pizca de harina
  • unas ramitas de culantro fresco
  • una hoja de laurel
  • una pizca de comino
  • cúrcuma molida
  • un pellizco de pimentón
  • 4 cucharadas de vinagre
  • sal y pimienta negra molida
  • aceite de oliva

Con cuidado, repasar el pescado para eliminar los restos de piel y las espinas que pudiera tener. Lo picamos en trozos pequeños, se pasa a un cuenco y lo mezclamos con el huevo batido y una pizca de cúrcuma.

A continuación, picar muy menudos el pimiento rojo y los tres dientes de ajo. Los machacamos en el mortero con una pizca de comino y pimentón, añadir también unas hojas de culantro picadas. Desleír con el vinagre.

Luego, salpimentar el pescado y añadir un par de cucharadas del majado de pimientos. Mezclar, tapar con film y dejamos en el frigorífico un par de horas.

En una cazuela amplia, calentamos el resto del majado con un chorrito de aceite de oliva. Agregar los tomates rallados, la hoja de laurel y un pellizco de sal. Mezclar bien y cocer a fuego suave durante diez minutos, sin tapar.

Aparte, abrimos los mejillones al vapor y, una vez abiertos, colar el caldo y reservar. Formar albóndigas de tamaño mediano y las enharinamos. Se van dorando en una sartén y se dejan escurrir sobre papel absorbente.

Por último, agregamos el caldo a la salsa junto con los mejillones,  las alcaparras y las albóndigas. Sacudir suavemente y dejamos cocer todo junto y sin tapar quince minutos más. Acompañar con arroz blanco.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.