Bacalao con crujiente de hinojo

  • 4 trozos grandes de lomo de bacalao
  • unos orejones de tomates secos
  • un diente de ajo
  • una lima
  • medio vasito de nata ligera
  • medio vasito de caldo de verduras
  • un trozo de pan del día anterior
  • 4 cucharadas de semillas de hinojo
  • 2 cucharadas de queso Parmesano rallado
  • unas ramitas de eneldo
  • una hoja de laurel
  • sal y unos granos de pimienta negra
  • aceite de oliva

Para preparar este plato, podemos utilizar bacalao salado o bacalao fresco, como más nos guste. Si utilizamos bacalao en salazón, lo ponemos en remojo treinta y seis horas antes, cambiándole el agua al menos cuatro veces. Una vez desalado, lo enjuagamos bien, secar con papel de cocina y reservamos en un plato.

Para la costra crujiente, picar menudas las ramitas de eneldo y se machacan en el mortero con la ralladura de piel de lima, unos granos de pimienta, las semillas de hinojo y el diente de ajo. Trabajar bien todos los ingredientes y desleír con un hilo de aceite de oliva.

Luego, hidratar los orejones de tomate en agua templada, se secan bien con papel de cocina y los picamos menudos. Mezclar con el majado y el Parmesano y reservar.

En un cazo, ponemos a calentar el caldo con la nata ligera y llevar a ebullición. Volcar en el fondo de una fuente, colocamos encima el bacalao con la piel hacia abajo y tapar con papel de aluminio. Precalentar el horno a 210 grados.

En el último momento, hornear el pescado diez minutos. Pasado este tiempo, sacamos del horno, retirar el papel y sobre cada uno de los lomos repartimos el majado. Por encima, rallamos el pan, agregar un hilo de aceite de oliva y gratinar cinco minutos más.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.