Bacalao frito con tomate

  • 8 trozos de lomo de bacalao
  • 6 tomates maduros
  • un puerro, la parte blanca
  • 2 zanahorias
  • 2 cebolletas
  • 2 dientes de ajo
  • un pimiento choricero
  • un huevo
  • harina para rebozar
  • una cucharada de azúcar
  • sal y pimienta recién molida
  • aceite de oliva

Desalar el bacalao, durante cuarenta y ocho horas, cambiando el agua tres o cuatro veces y manteniéndolo en el frigorífico durante todo este tiempo. Una vez desalado, lo enjuagamos bien y se seca con papel de cocina. Repasar para eliminar las espinas y cortamos en tacos gruesos.

Para preparar la salsa, dejamos el pimiento abierto por la mitad a lo largo en un cuenco con agua templada. Picar muy menudas las parte blanca del puerro y las cebolletas y se rehogan en un chorrito de aceite de oliva.

Cuando estén blanditos, incorporar las zanahorias raspadas y ralladas y damos unas vueltas. Con la punta de un cuchillo, sacamos la pulpa del pimiento y la incorporamos también al sofrito con los dientes de ajo muy picados.

Pasados unos minutos, añadir los tomates rallados, sal y pimienta negra molida y también la cucharada de azúcar. Mezclar bien, tapar y dejamos estofar una media hora a fuego suave.

Mientras, secar muy bien los trozos de bacalao, se pasan por harina y luego por huevo batido. Se fríen hasta que se doren bien por todas partes y se sacan a escurrir sobre papel absorbente.

Una vez hecha la salsa, la dejamos así o la trituramos y la pasamos por el chino, como más nos guste. Metemos dentro los trozos de bacalao, sacudir la cazuela y cocer todo junto diez minutos más.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.