Bollitos de pasas con avellanas

  • medio kilo de harina de repostería
  • 80 grs de azúcar blanca
  • 2 cucharaditas de levadura
  • 80 grs de mantequilla media sal
  • 2 huevos
  • 200 mls de leche
  • medio vasito de nata ligera
  • una tira de piel de naranja
  • 2 clavos de olor
  • un puñado de pasas sin semillas
  • un puñado de avellanas tostadas
  • una pizca de sal

En un cazo ponemos a calentar la leche con la nata, la tira de piel de naranja y los dos clavos de olor. Antes de que comience a hervir, apartamos y dejamos templar tapada, para que se mezclen los aromas.

Con el mortero machacamos las avellanas y las dejamos en trocitos. Se doran en una sartén, sin nada de aceite y las reservamos hasta el momento de utilizarlas. Precalentar el horno a 190 grados.

En un cuenco, batimos los huevos y le vamos añadiendo la leche colada, poco a poco. A continuación, incorporar las pasas y dejamos reposar para que se hidranten.

Aparte, mezclamos el azúcar y la harina tamizada con la levadura. Agregar  una pizca de sal y la mantequilla en trocitos. Vamos trabajando hasta que tengamos una masa granulosa que podamos trabajar con los dedos.

En el centro, hacemos un hueco e incorporamos la mezcla de huevos, leche y pasas y trabajamos ya todo junto. Volcar en la encimera, amasamos para que todo quede bien trabado y estirar con el rodillo, dejando la masa de un espesor aproximado de dos centímetros.

Con un vaso o un aro de emplatar pequeños, sacamos piezas de unos seis centímetros de diámetro y las vamos colocando sobre una bandeja forrada con papel sulfurizado ligeramente engrasada. Espolvorear las avellanas y hornear durante quince minutos.  Una vez hechos, dejamos enfriar sobre una rejilla.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.