Bricks de pollo y queso

  • 8 hojas de pasta brick
  • 300 grs de pechuga de pollo deshuesada
  • 100 grs de queso fresco de cabra
  • 2 tomates rojos
  • una cebolla roja
  • una pizca de curry en polvo
  • un manojo de culantro fresco
  • unas semillas de comino
  • sal y pimienta negra molida
  • una cucharada de mantequilla
  • aceite de oliva

Antes de empezar a preparar el resto de ingredientes, limpiar el pollo, retirar los restos de piel, grasa y cartílagos y cortamos la pechuga en dados pequeños que salpimentamos ligeramente y salteamos en una sartén con unas gotas de aceite de oliva.

Mientras, limpiar y picar menuda la cebolla y la incorporamos a la sartén, añadir también unas semillas de comino machacadas y un puñado de  hojas de culantro picadas. Rehogar todo junto, sin dejar de mover, un par de minutos y volcar luego en un cuenco para que se enfríe.

Para acompañar, rallamos los tomates y los mezclamos con el curry y algo más de culantro muy picado y un pellizco de sal y pimienta. Dejamos en el frigorífico hasta el momento de servir.

Cuando el sofrito se haya enfriado, incorporar el queso desmenuzado y mezclamos bien y probar de sal. Precalentar el horno a 200 grados.

Sobre la encimera extendemos las hojas de pasta brick y las cortamos en dos. Se pintan con la mantequilla fundida y doblar cada una de las hojas en dos, a lo largo, de modo que nos quede una tira ancha.

En el borde inferior, colocamos unas cucharadas de relleno y vamos doblando en forma de triángulo. Se van colocando sobre una bandeja forrada con papel sulfurizado, separados unos de otros. Hornear durante quince minutos y servir enseguida, acompañados de la salsa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.