Brioche enrollado de chocolate y avellanas

  • 3 huevos
  • 100 grs de azúcar
  • 150 grs de mantequilla
  • 530 grs de harina
  • 2 cucharaditas de levadura de panadería
  • un limón pequeño
  • 120 mls de agua
  • una pizca de sal
  • 130 grs de azúcar glas y 60 mls de agua para el glaseado
  • unas gotas de aceite

PARA EL RELLENO

  • 100 grs de avellanas
  • 130 grs de chocolate negro
  • 120 grs de mantequilla
  • 50 grs de azúcar glas
  • 30 grs de cacao amargo en polvo

La víspera, mezclar la harina, la levadura, el azúcar y la ralladura de piel de limón. Trabajar a baja velocidad y, uno a uno, ir añadiendo los huevos. Luego, agregar el agua, la sal y la mantequilla en daditos. Amasar diez minutos más y volcar la masa en un molde engrasado, tapar y dejamos reposar hora y media a temperatura ambiente.

Cuando haya doblado su volumen, la sacamos y amasar de nuevo. Formar una bola, envolver y dejamos en el frigorífico toda la noche.

Al día siguiente, fundir el chocolate y la mantequilla del relleno. Incorporar el cacao en polvo, los dos tipos de azúcar y las avellanas troceadas y tostadas.

Sacar la masa y la dividimos en dos bolas que estiramos en forma de rectángulo. Sobre ellos repartimos la mezcla de chocolate sin llegar a los bordes y enrollar la pasta a lo largo. Hacer lo mismo con el otro rectángulo.

Con un cuchillo bien afilado, los abrimos a lo largo sin cortarlos. Trenzar los dos rollos dejando los cortes hacia arriba. Colocamos en un molde engrasado y dejamos reposar a temperatura ambiente durante hora y media, tapado con un trapo. Hornear luego durante media hora a 190 grados.

Mientras, preparamos el glaseado, mezclando el agua con el azúcar hasta que espese un poquito. Una vez horneado, sacar el brioche y dejamos templar. Colocar sobre una rejilla y pintar con la glasa.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.