Cazuela de rape con tomate

  • una cola de rape de aproximadamente 800 grs.
  • 2 zanahorias
  • 4 tomates de pera maduros
  • 2 cebolletas
  • 4 dientes de ajo
  • unas ramitas de albahaca fresca
  • 3 cucharadas de concentrado de tomate
  • un vasito de caldo de verduras
  • sal y pimienta negra molida
  • aceite de oliva 

GREMOLATA, PARA REMATAR EL PLATO

  • una naranja pequeña
  • un limón
  • 2 dientes de ajo
  • unas hojas de perejil fresco

En primer lugar, retirar los restos de piel del rape y lo cortamos en rodajas gruesas, dejándole el hueso central. En un par de cucharadas de aceite de oliva doramos el pescado un par de minutos por cada lado, lo justo para sellarlo. Reservar en un plato.

A continuación, rallar los tomates, picar las cebolletas muy menudas y machacamos los dientes de ajo pelados. Picar también unas hojas de albahaca, raspar y despuntar las zanahorias y las cortamos en daditos.

En el aceite que nos ha quedado rehogamos, en primer lugar, las cebolletas y los dientes de ajo, procurando que no se doren. Luego incorporamos las zanahorias, damos unas vueltas y añadimos la albahaca, el concentrado de tomate y los tomates rallados. Tapar a medias y cocer a fuego suave durante veinte minutos. Precalentar el horno a 180 grados.

Pasado este tiempo, volcar en una fuente, colocar los medallones de rape sobre el sofrito, cubrir con el vasito de caldo y hornear durante veinte minutos, sin tapar.

En el mortero, mezclamos la ralladura de piel de naranja y limón y los otros dos dientes de ajo y unas hojas de perejil, todo muy picado. Fuera del horno, repartir el majado sobre el pescado y acompañar con patatas al vapor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.