Crema de aguacate con gambas

 

  • 5 aguacates medianos, no demasiado maduros
  • una docena de gambas grandes
  • 2 cebolletas
  • una lima
  • un manojo de culantro
  • unos tallos de cebollino
  • una pizca de chile molido
  • un vaso de leche de coco
  • una copita de brandy
  • unos granos de pimienta negra
  • sal y pimienta negra recién molida
  • aceite de oliva

Lo primero es pelar las gambas. Se enjuagan y, bien escurridas, las ponemos en un plato, añadir algo de cebollino picado, ralladura de piel de lima, chile molido, unas gotas de zumo de lima y una pizca de pimienta.

Para el caldo, ponemos en un cazo las cabezas y las pieles de las gambas con unos granos de pimienta negra y unas ramitas de culantro. Cubrir con agua fría y arrimar al fuego. Cocer durante media hora.

A continuación, en la cazuela donde vayamos a preparar la crema,  calentamos la mantequilla con un chorrito de aceite de oliva y rehogar, a fuego suave, las cebolletas y algo más de culantro, todo muy picado.

Luego, pelar los aguacates, retirar el hueso y se cortan en daditos que pasamos a un cuenco. Machacar con un tenedor y trabajar con unas gotas de zumo de lima, el chile molido, sal y pimienta.

Fuera del fuego, se incorporan a la cazuela, agregar un par de vasos de caldo colado y la leche de coco. Triturar con la batidora, pasar por el chino y dejar a fuego muy suave cinco o diez minutos más.

Mientras, en una sartén, con unas gotas de aceite de oliva, salteamos las gambas, mojar con el brandy y flambear.

Servimos la crema en cuencos, repartir por encima las gambas y adornar con unos tallos de cebollino entero.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.