Crema de calabaza y setas

  • 500 grs de calabaza de pulpa naranja
  • una docena de setas Shiitake o Portobello frescas
  • un calabacín grande
  • 2 chalotas
  • caldo de ave desgrasado
  • un vasito de leche
  • 2 cucharadas de nata ligera
  • unos tallos de cebollino fresco
  • unas hebras de azafrán
  • una pizca de nuez moscada
  • sal y pimienta negra
  • una cucharada de mantequilla
  • aceite de oliva

En primer lugar, limpiar la calabaza, retirar la piel, las semillas y las barbas y la cortamos en dados. Pelar y despuntar el calabacín y lo cortamos del mismo modo. Enjuagar y reservamos.

A continuación, en una cazuela honda, calentamos la mantequilla con un chorrito de aceite de oliva. Rehogar las chalotas muy picadas, a fuego suave y, cuando comiencen a estar blanditas, incorporar la calabaza y el calabacín con las hebras de azafrán y una pizca de nuez moscada.

Cuando las verduras vayan tomando color, añadimos una pizca de sal y pimienta y cubrir con el caldo. Tapar la cazuela a medias y cocer, a fuego mínimo, durante veinte minutos.

Transcurrido el tiempo de cocción, apartar y dejamos templar un poquito. Incorporar la nata y triturar hasta obtener una crema fina. La pasamos luego por el chino y mantenemos a fuego muy suave.

Para la guarnición, limpiar las setas y las cortamos en lonchas finas. Se van haciendo en la plancha bien caliente hasta que se doren y suelten todo el agua.

Una vez servida la crema en cuencos o en platos hondos, repartir las setas por encima y adornar con unos tallos de cebollino picado.  Sacar enseguida a la mesa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.