Crema de chocolate blanco caramelizada

  • medio litro de leche
  • 3 huevos hermosos
  • 80 grs de chocolate blanco para fundir
  • 40 grs de azúcar blanca 

PARA EL CARAMELO 

  • 150 grs de azúcar
  • una cucharada de agua
  • zumo de medio limón

Para empezar preparamos el caramelo poniendo todos los ingredientes en un cazo. Arrimar a fuego suave y cocer hasta que comience a estar dorado, con cuidado de que no se queme.

Hecho esto, volcar en los moldes, inclinándolos para que quede bien extendido por las paredes. Reservamos una parte del caramelo y la volcamos sobre papel sulfurizado, procurando que quede una capa fina que dejamos enfriar.

Luego, precalentamos el horno a 200 grados. En otro cazo, calentamos la leche y, cuando comience a hervir, apartamos del fuego y añadimos el chocolate troceado. Mezclamos con varillas hasta que el chocolate funda. Dejamos templar.

En un cuenco batimos los huevos con el azúcar. Trabajar con varillas hasta que la mezcla quede bien espumosa. Poco a poco, vamos agregando la mezcla de chocolate y leche y terminar de integrar todos los ingredientes.

A continuación, volcar en los moldes caramelizados y hornear, al baño María durante veinticinco minutos. Antes de retirar del horno, comprobar que estén cuajados y dejamos enfriar. Pasamos luego al frigorífico donde se dejan hasta el momento de servir.

Mientras, separar la lámina de caramelo que teníamos sobre papel sulfurizado y la troceamos. Cuando vayamos a sacar a la mesa, volcar la crema en cada uno de los platos y repartir alrededor los trocitos de caramelo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.