Croquetas de brécol y Parmesano

  • unos ramilletes de brécol, aproximadamente 250 grs.
  • una patata pequeña
  • 100 grs de queso Parmesano rallado
  • 2 huevos
  • 60 grs de mantequilla
  • Unas cucharadas ade harina
  • pan rallado
  • unas hebras de azafrán
  • una pizca de nuez moscada
  • sal y pimienta negra molida
  • aceite de oliva

Lo primero que tenemos que tenemos que hacer es limpiar el brécol, enjuagamos y escurrimos bien. Luego, lo separamos en ramilletes pequeños, reservamos unos cuantos y el resto se pasan a un cestillo con la patata pelada y cortada en dados. Cocer al vapor hasta que las verduras estén muy tiernas.

En un cuenco se mezclan con la mantequilla y añadir las hebras de azafrán, una pizca de nuez moscada, sal y pimienta recién molida. Trabajar todo bien e incorporar los ramilletes de brécol reservado, picado en trocitos y una cucharada de queso Parmesano. Mezclamos y pasar a una manga pastelera. Dejamos de dos a tres horas en el frigorífico.

Pasado este tiempo, batimos los huevos en un plato, en otro, ponemos la harina y en un tercer plato, mezclamos el queso Parmesano con el pan rallado.

Vamos formando las croquetas y se pasan primero por harina, luego por huevo batido y, por último, por el pan rallado. Se van colocando sobre una bandeja forrada con papel sulfurizado y agregar un hilo de aceite de oliva por encima. Hornear unos quince minutos a 180 grados. Servir recién hechas y acompañar con una ensalada.

SUGERENCIA.- Evidentemente, podemos freírlas también, como unas croquetas tradicionales, pero del otro modo que proponemos, las convertimos en un plato mucho más ligero.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.