Ensalada templada de hinojo y garbanzos

 

  • 400 grs de garbanzos cocidos
  • 3 bulbos de hinojo medianos
  • 2 dientes de ajo
  • una cucharada de piñones
  • una cucharadita de semillas de hinojo
  • ralladura de piel de limón
  • caldo de verduras
  • unas hojas de culantro y perejil
  • una pizca de jengibre molido
  • sal y pimienta negra molida
  • aceite de oliva

Una vez cocidos los garbanzos, se enjuagan y los dejamos en un escurridor. Retirar las capas exteriores de los bulbos de hinojo, desechar la parte leñosa de la base y los cortamos en tiras finas.

Luego, pelar los ajos y se machacan en el mortero con las semillas de hinojo, el jengibre pelado y rallado, la ralladura de piel de limón y un pellizco de sal y pimienta negra molida. Machacar hasta que tengamos una pasta y desleír con unas cucharaditas de caldo. Precalentamos el horno a 200 grados.

En una fuente honda volcamos los garbanzos y las tiras de hinojo. Añadimos una pizca de sal y pimienta negra molida, añadir el majado del mortero y también un hilo de aceite de oliva.

Si fuera necesario añadimos algo más de caldo, los piñones y unas hojas de culantro y perejil picados. Hornear durante media hora, moviendo un par de veces durante este tiempo para que los garbanzos no se sequen. Deben tostarse ligeramente por fuera pero quedar jugosos por dentro.

Pasado el tiempo de horneado, dejamos entibiar, probamos de sal y añadimos algunas hojas más de culantro ya perejil picados. Servir templado o a temperatura ambiente como entrante o como guarnición de algún plato de carne o pescado.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.