Escalopines gratinados con tomate

 

  • 800 grs de ternera en filetes finos
  • 80 grs de queso Parmesano en un solo trozo
  • 2 cebolletas
  • 3 dientes de ajo
  • 6 tomates de pera grandes y maduros
  • un vasito de vino blanco seco
  • una pizca de azúcar
  • unas hojas de albahaca fresca
  • aceite de oliva
  • sal y pimienta negra recién molida

Para empezar, en una sartén amplia, a fuego suave, calentamos un chorrito de aceite de oliva y rehogamos las cebolletas en tiras muy finas. Movemos para que no se quemen y agregamos los dientes de ajo muy picados.

Luego, rallar los tomates, se incorporan a la sartén, añadir la pizca de azúcar y parte de la albahaca picada. Bañamos con el vino blanco, agregar una pizca de sal y pimienta negra recién molida y cocer a fuego suave unos veinte minutos.

Mientras, limpiar la ternera de grasa y de nervios y cortar los filetes por la mitad. Los extendemos entre dos láminas de film de cocina y se aplastan hasta dejarlos lo más finos posible.

Aparte, en otra sartén, a fuego fuerte, vamos dorando los escalopines por ambos lados, solamente un par de minutos. Se van sacando a un plato, los salpimentamos y se reservan al calor. Precalentar el grill a 190 grados.

Sobre el fondo de una fuente volcamos la salsa, reservando unas cuantas cucharadas. Sobre la mitad de los filetes colocamos una loncha fina de Parmesano y una hoja de albahaca. “Tapar” con otro filete, cerramos con un palillo y los pasamos a la fuente.

Por último, napar con algo más de salsa y lonchas finas de queso. Justo antes de sacar a la mesa, gratinar durante cuatro minutos, lo justo para que el queso funda. Servir enseguida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.