Espirales de atún y aceitunas verdes

  • 2 láminas de pasta de hojaldre
  • 2 latas de atún medianas: una al natural y la otra con tomate
  • 4 filetes de anchoa en conserva
  • un puñado de aceitunas verdes sin hueso
  • unas hojas de culantro
  • unas semillas de sésamo negro
  • una pizca de harina para trabajar la masa
  • un huevo para pintar
  • pimienta negra molida

Sobre la encimera, ligeramente enharinada, estiramos las dos láminas de masa con ayuda del rodillo, dejándolo con un espesor de unos cinco milímetros aproximadamente.

Luego, reservar la yema aparte y batir ligeramente la clara y pintar con ella el hojaldre. En un cuenco desmenuzamos el atún con tomate, escurrimos la otra lata y la mezclamos también.

A continuación, agregar las anchoas escurridas, muy picadas, las hojas de culantro picadas también y pimienta negra recién molida. Cortar las aceitunas en rodajas finas y se incorporan a la mezcla.

Sobre la masa repartimos el relleno, procurando que quede bien extendido, sin llegar a los bordes para que no se salga. Con cuidado, vamos enrollando la masa y envolver los dos rollos en film transparente. Dejamos en el frigorífico durante un par de horas.

Pasado este tiempo, precalentar el horno a 190 grados. Sacar los rollos de hojaldre y los cortamos en rodajas, todas más o menos del mismo grosor. Se van colocando sobre una bandeja forrada con papel sulfurizado, bien separadas unas de otras y se aplastan ligeramente con la mano.

Por último, las pintamos con la yema y espolvoreamos con unas semillas de sésamo negro. Hornear durante quince minutos, vigilando para que no se quemen.  Servir templadas y acompañar con una ensalada.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.