Galletas de Parmesano y aceitunas

  • 150 grs de harina de repostería
  • 100 grs de mantequilla muy fría
  • 100 grs de queso Parmesano rallado
  • una cucharada sopera de nata
  • una docena de aceitunas negras sin hueso
  • unas semillas de amapola
  • unas espigas de romero
  • pimienta negra molida

En primer lugar, escurrir las aceitunas y las picamos menudas. Se reparten sobre un trozo de papel sulfurizado y las secamos durante un minuto y medio en el microondas a media potencia. Se dejan enfriar.

Luego, en un cuenco tamizamos la harina y la mezclamos con el queso Parmesano rallado. Añadimos las semillas de amapola, las espigas de romero muy picadas, las aceitunas y una pizca de pimienta negra recién molida.

A continuación, agregar la mantequilla cortada en daditos, la cucharada de nata y una cucharada de agua helada. Mezclamos con la punta de los dedos, no demasiado tiempo, hasta que tengamos una masa arenosa.

Dividimos la masa en dos y formamos dos cilindros que envolvemos separadamente en film transparente y dejamos en el frigorífico durante, al menos, dos horas.

En el momento de preparar las galletas, precalentamos el horno a 180 grados. Forrar una bandeja con una lámina de papel sulfurizado. Cortamos la masa en discos de un par de centímetros de grosor aproximadamente y los vamos colocando en la fuente, separados unos de otros.

Con el dorso de una cuchara mojada, aplastamos las galletas ligeramente y las horneamos durante quince minutos. Deben quedar doraditas, pero no demasiado.

Cuando estén hechas, se van sacando y las dejamos sobre una rejilla hasta que estén completamente frías. Luego se guardan en una caja hermética.  Servir como aperitivo o también acompañando una ensalada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.