Nems crujientes de tomate

  • 12 hojas de pasta brick
  • 160 grs de queso de cabra tierno
  • medio kilo de tomates rojos, de pulpa firme
  • 2 cucharadas de mostaza fuerte
  • una pizca de orégano
  • una cucharadita de mantequilla
  • sal y pimienta negra molida
  • aceite de oliva

Un rato antes de preparar el relleno, hacer una cruz en la base de los tomates y los escaldamos en agua hirviendo durante un minuto, lo justo para que la piel comience a despegarse.

Hecho esto, los sacamos bien escurridos y se pasan a un cuenco con agua fría y hielo. Los pelamos, retirar las semillas y los cortamos en daditos que dejamos en un escurridor espolvoreados con sal. para que suelten todo el jugo.

A continuación, rallar el queso y reservamos. Precalentar el horno a 210 grados. Fundir la cucharada de mantequilla y la mezclamos con una cucharada de aceite de oliva. Reservamos.

Sobre la encimera estiramos una hoja de pasta brick y la pintamos ligeramente con mostaza. Añadir una pizca de queso rallado, unos dados de tomate, orégano, sal y pimienta negra molida.

Con mucho cuidado, enrollamos metiendo los bordes de la pasta hacia el interior. Vamos haciendo lo mismo con todas las hojas de pasta y a medida que los vayamos teniendo, se colocan sobre una bandeja forrada con papel sulfurizado, procurando dejarles el “cierre” hacia abajo.

En el último momento, los pintamos con algo más de aceite de oliva y mantequilla fundida y horneamos durante quince minutos, hasta que estén bien doraditos.

Los sacamos enseguida a la mesa y acompañar con una ensalada de lechugas variadas.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.