Nuggets de berenjena, queso y piñones

  • 2 berenjenas hermosas, de pulpa firme
  • un huevo
  • 2 cucharadas soperas de piñones
  • 30 grs de queso de cabra tierno
  • un diente de ajo
  • pan rallado
  • harina
  • unas ramitas de tomillo y perejil
  • una pizca de orégano
  • sal y pimienta negra molida
  • aceite de oliva para freír

Un rato antes, pelar las berenjenas y las cortamos en daditos. Las dejamos en un escurridor, espolvoreadas con sal. Media hora después, se enjuagan, escurrimos bien y las pasamos a una sartén, con un chorrito de aceite de oliva.

Cuando comiencen a estar blanditas, incorporar el diente de ajo muy picado y sofreír un par de minutos más. Dejamos templar fuera del fuego y pasamos luego a un cuenco.

A continuación, incorporar una pizca de orégano, tomillo desmenuzado y unas hojas de perejil picado. Espolvoreamos una cucharada de pan rallado y triturar hasta obtener una pasta.

Luego, incorporamos el huevo batido y los piñones, sal y pimienta negra molida. Agregar también el queso cortado en daditos, mezclar con un tenedor y dejamos reposar en el frigorífico. Precalentar el horno a 180 grados.

Cuando vayamos a preparar las berenjenas, sacamos la masa del frigorífico y, con las manos ligeramente humedecidas, formamos bolitas que pasamos por harina. Se van colocando sobre una bandeja forrada con papel sulfurizado y hornear durante veinte minutos.

Una vez hechas, servimos enseguida y acompañar con una salsa de yogur y especias y una ensalada.

SUGERENCIA: Podemos también freír las bolitas de berenjena, aunque haciéndolas en el horno quedarán mucho más ligeras.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.