Pasta con espinacas y costillas

  • 300 grs de pasta larga, espaguetis o tallarines
  • medio kilo de espinacas limpias
  • medio kilo de costillas de cerdo, procurando que tengan bastante magro
  • un puñado de piñones
  • 3 dientes de ajo
  • unos granos de pimienta negra
  • sal y pimienta negra molida
  • aceite de oliva

En el mortero, machacar los dientes de ajo con los piñones, una pizca de sal y unos granos de pimienta negra. Retirar los tallos más duros de las espinacas, se enjuagan, las escurrimos bien y las cortamos en tiras anchas. Reservar hasta el momento de prepararlas.

Luego, retirar la grasa de las costillas y las troceamos. En una sartén, con muy poco aceite,  se fríen hasta que queden bien doraditas. Se sacan bien escurridas a un plato cubierto con papel absorbente y, cuando se enfríen, las desmenuzamos y retiramos el hueso.

A continuación, en la misma sartén, salteamos las espinacas a fuego vivo, moviendo hasta que suelten todo el agua. Incorporar el majado, damos unas vueltas todo junto y apartar.

Justo en el último momento, cocer la pasta el tiempo indicado en el envase, enjuagar y refrescar con agua fría. Volcar en la sartén, mezclar con las espinacas y añadimos también las costillas desmenuzadas. Probar de sal y servir enseguida.

SUGERENCIA: Podemos preparar este mismo plato, utilizando restos de pollo asado desmenuzado o incluso, salchichas frescas, de ave o de cerdo, troceadas.

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.