Pasta con menta y queso Feta

  • 350 grs de espaguetis muy finos
  • 120 grs de queso Feta
  • un puñado de hojas de rúcola
  • 2 calabacines pequeños
  • un puerro hermoso, la parte blanca
  • 2 dientes de ajo
  • unas nueces peladas
  • un puñado de hojas de menta o de hierbabuena
  • unas hebras de azafrán
  • unos granos de pimienta rosa
  • sal y pimienta negra molida
  • una cucharadita de mantequilla
  • aceite de oliva

Para empezar, lavar y despuntar los calabacines y, sin pelar, los cortamos en tiras finas con ayuda de una mandolina o un pelador. Se reservan en un escurridor.

Luego, cortar del mismo modo el puerro y picar los dientes de ajo muy menudos. En una sartén calentamos la mantequilla con una cucharadita de aceite de oliva y los pochamos a fuego medio para que se ablanden sin dorarse.  Apartar y reservamos.

A continuación, cocer la pasta en abundante agua con sal y la dejamos “al dente”. Se escurre bien y refrescar ligeramente. Arrimar de nuevo el sofrito de puerro al fuego, añadir las tiras de calabacín, sal, pimienta negra molida y las hebras de azafrán.

Rehogamos sin dejar de mover y sin que el calabacín se ablande, incorporar la pasta, los granos de pimienta rosa y la hierbabuena picada. Rehogar todo junto unos minutos y añadimos las nueces en trozos grandes.

Fuera del fuego, mezclar con el queso Feta desmenuzado y servir. Añadir un hilo de aceite de oliva y adornar cada plato con un puñado de hojas de rúcola.

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.