Pasta salteada con almejas

  • 200 grs de pasta larga fresca
  • un kilo de almejas
  • un par de cucharadas de salsa de tomate casera
  • un vaso de vino blanco
  • 2 dientes de ajo
  • 2 chalotas
  • una guindilla
  • una hoja de laurel
  • unas ramitas de perejil
  • una cucharadita de harina
  • una pizca de pimentón picante
  • unos granos de pimienta negra
  • aceite de oliva

Dos o tres horas antes de preparar el plato, dejamos las almejas en remojo en un cuenco con agua fría y un puñado de sal, procurando cambiarle el agua varias veces.

Pasado el tiempo de remojo, las enjuagamos y las frotamos enérgicamente y se dejan escurrir. En una cazuela ponemos a calentar la mitad del vino y cuando comience a hervir, agregar la hoja de laurel y unos granos de pimienta negra.

A continuación, incorporar las almejas, tapamos y cocer un par de minutos y cuando estén abiertas, las sacamos escurridas a un cuenco, colar el caldo y reservar aparte.

En una cazuela amplia rehogamos las chalotas y los dientes de ajo muy picados con una pizca de aceite de oliva. Agregar la guindilla y espolvorear el pimentón y la harina, bajar el fuego al mínimo y remover durante un minuto.

Cuando el sofrito esté bien trabado, agregar el resto del vino blanco y arrimar al fuego sin dejar de remover. Agregar el agua de cocción  y la salsa de tomate. Mezclar bien y apartar.

Aparte, cocer la pasta el tiempo indicado por el fabricante. Cuando esté “al dente” escurrir y refrescar con agua fría. Se incorpora a la cazuela, agregar también las almejas y un buen puñado de hojas de perejil picado. Saltear todo junto, probar de sal y servir enseguida.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.