Pastel noruego de peras y almendras

  • 2 peras hermosas, tipo Williams o Conferencia, de pulpa más dura
  • unos 100 grs de almendras crudas
  • 200 grs de harina
  • un sobre de levadura en polvo
  • 2 huevos grandes
  • 200 grs de azúcar
  • 200 grs de mantequilla a temperatura ambiente
  • unas gotas de esencia de vainilla
  • una pizca de sal
  • algo más de mantequilla y harina para el molde

En primer lugar, engrasar un molde redondo, mejor desmontable, con algo de mantequilla y espolvorear con una pizca de harina. Sacudir bocabajo y reservamos en el frigorífico mientras preparamos la masa del pastel. Precalentamos el horno a 170 grados.

En un cazo ponemos agua a hervir y escaldar las almendras unos minutos, lo justo para que se les separe la piel. Las refrescamos con agua fría y las pelamos. Las secamos con papel de cocina y las fileteamos.

A continuación, en un cuenco grande, batimos los huevos con el azúcar y trabajar con varillas hasta que la mezcla quede blanquecina y espumosa.

Hecho esto, añadimos la esencia de vainilla y la mantequilla muy banda, casi fundida. Agregar a continuación la harina tamizada con la levadura y la pizca de sal.

Sobre el molde volcamos la mitad de la masa. Pelar las peras, retirar el corazón y las cortamos en gajos que colocamos de forma ordenada sobre la masa.

Para terminar, cubrir con la masa restante y repartir por encima las almendras fileteadas. Hornear durante treinta y cinco minutos procurando que no se queme.

Antes de sacar del horno, dorar ligeramente la superficie. Servir templada y acompañar con una cucharada de helado de vainilla.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.