Pinchos de pollo y salchichas

  • 4 contramuslos de pollo de corral deshuesados
  • 8 salchichas frescas de pollo o de pavo
  • un pimiento rojo
  • un pimiento verde
  • 2 cebollas rojas medianas
  • un puñado de hojas de salvia fresca
  • unas semillas de sésamo
  • sal y pimienta negra molida
  • unas gotas de aceite de sésamo
  • aceite de oliva

Unas horas antes de preparar los pinchos, limpiar los contramuslos de grasa y los enjuagamos. Secar con papel de cocina y cortamos en dados. Se pasan a un cuenco con parte de la salvia picadas, sal y pimienta molida y también añadimos unas gotas de aceite de sésamo. Mezclar bien, tapar con film y dejar en el frigorífico.

Con una aguja o la punta de un cuchillo pinchamos las salchichas y las pasamos  a un cazo, cubiertas de agua y las cocemos a fuego medio durante cinco minutos. Luego se escurren y dejamos enfriar.

Luego, pelar las cebollas y las cortamos en trozos. Retirar las semillas y los rabillos de los pimientos y se cortan también en trozos de tamaño similar, más o menos cuadrados.

Cuando se hayan enfriado, cortar las salchichas en dos o tres trozos y las mezclamos en un cuenco con los pimientos y las cebollas. Añadir unas hojas de salvia muy picadas, algo más de aceite de sésamo, sal y pimienta negra molida. Mezclar bien y reservar igualmente en el frigorífico.

En el momento de montar los pinchos, vamos ensartando la carne, las salchichas y las verduras, alternándolas en las brochetas. Las vamos asando en la plancha muy caliente, dándoles la vuelta regularmente hasta que se doren bien.

Justo antes de apartar, pintamos con el jugo del aliño, espolvorear las semillas de sésamo y servir enseguida, acompañadas de una ensalada.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.