Pollo antillano

  • 8 trozos de pollo de corral, mejor muslos y contramuslos
  • 2 cebollas moradas medianas
  • 2 dientes de ajo
  • una lima
  • 2 cucharadas soperas de concentrado de tomate
  • una cucharada de azúcar moreno
  • 4 clavos de olor
  • 2 hojas de laurel
  • una guindilla
  • unas ramitas de tomillo
  • unas hojas de perejil
  • sal y pimienta negra molida
  • aceite de oliva

La víspera, preparamos la marinada: en un cuenco mezclamos una de las cucharadas de concentrado de tomate con una de las cebollas y un diente de ajo y algunas hojas de perejil, todo muy picado. Agregar una hoja de laurel, unas ramitas de tomillo y la guindilla.

Luego, limpiar los trozos de pollo, retirar la piel y la grasa. Enjuagar, secamos y salpimentamos. Los pasamos al cuenco, agregar un hilo de aceite de oliva y el zumo y ralladura de lima. Mezclar con las manos, tapar con film y dejamos toda la noche en el frigorífico moviendo de vez en cuando.

Para la salsa, calentamos un chorrito de aceite de oliva en una cazuela baja y añadir el azúcar. Mover a fuego suave hasta que comience a caramelizar.

A continuación, incorporar los trozos de pollo escurridos y los rehogamos durante diez minutos, hasta que comiencen a tomar color. Añadir, entonces, la otra cucharada de concentrado de tomate, el resto de tomillo, los otros dos clavos, la otra hoja de laurel y la otra cebolla y el otro diente de ajo picados.

Pasados unos minutos, cuando todo esté bien mezclado, mojar con caldo hasta cubrir, tapar y cocer a fuego suave durante media hora, dándole la vuelta  a los trozos de pollo  un par de veces durante este tiempo.  Acompañar con pasta larga hervida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.