Quesadillas de carne y espinacas

  • 12 tortillas de trigo o de maíz medianas
  • 200 grs de restos de carne asada
  • medio kilo de espinacas baby
  • un pimiento amarillo
  • 2 chalotas
  • un trozo de queso para rallar, tipo Cheddar o Gouda
  • una tacita de salsa de tomate casera
  • unas gotas de salsa Tabasco
  • una cucharada de concentrado de tomate
  • unas ramitas de culantro fresco
  • una pizca de pimentón
  • sal y aceite de oliva

En una sartén, calentar un chorrito de aceite de oliva. Limpiar el pimiento, retirar las semillas y el tallo y lo cortamos en tiras finas. Rehogar a fuego muy suave y tapado.

Mientras, lavar las espinacas, desechar la parte más dura de los tallos, se trocean y se dejan escurrir. Rallar el queso en tiras gruesas y reservar.

Cuando el pimiento esté blandito, incorporar las espinacas, una pizca de sal y pimienta y rehogar, moviendo, para que se vaya evaporando el agua de vegetación. Sacar a un cuenco.

En la misma sartén, calentar algo más de aceite y rehogar las chalotas muy picadas. Pochar a fuego suave y agregar la cucharada de concentrado de tomate y luego,  la salsa de tomate y unas gotas de Tabasco.

Unos minutos después, añadir la carne desmenuzada y el culantro muy picado damos un hervor todo junto. Precalentamos el horno a 190 grados.

En el momento de preparar las quesadillas, sobre cada tortita (previamente calentada en una sartén) colocamos unas cucharadas de verdura y de carne con su salsa. Espolvorear con queso rallado y doblar la tortilla por la mitad para cerrar, procurando que no se salga el relleno.

Antes de sacar a la mesa, hornear unos minutos para que el queso funda. Servir enseguida y acompañar con una ensalada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.