Rosada con costra de lima y tomates

  • 134 trozos hermosos de lomo de rosada sin piel
  • 3 tomates de pera bien rojos
  • 6 orejones de tomates secos
  • una lima
  • unas ramitas de culantro fresco
  • 50 grs de harina
  • 40 grs de mantequilla a temperatura ambiente
  • 2 cucharadas de pan rallado
  • unas hebras de azafrán
  • sal y pimienta negra molida
  • aceite de oliva

En un cuenco con agua templada, ponemos los orejones de tomate en remojo. Luego, repasar cuidadosamente el pescado para eliminar las espinas y los restos de piel y los ponemos en una fuente.

Una vez rallada la piel de la lima, la exprimimos, colar el zumo y volcamos sobre el pescado.  Añadir también algunas hojas de culantro picadas, tapar con film transparente y dejamos en el frigorífico un ratito.

Mientras, escurrir y secar los tomates secos y se cortan en tiras finas que mezclamos en un cuenco con la ralladura de lima, la harina, la mantequilla, las hebras de azafrán y el pan rallado. Añadimos también una pizca de sal y pimienta y mezclamos bien. Mantenemos igualmente en el frigorífico. Precalentar el horno a 180 grados.

Luego, cortar los tomates de pera en rodajas gruesas y las asamos en la plancha o en una sartén, a fuego fuerte. Se sacan con cuidado de no romperlas, las colocamos en el fondo de una fuente de horno y rociar con unas gotas de aceite de oliva.

Sobre ellas, ponemos los lomos de rosada, bien escurridos y encima, repartimos las migas de tomate y lima, aplastando un poco para que queden bien adheridas. Agregar algo más de aceite y hornear unos veinte minutos. Gratinar antes de sacar del horno para que las migas queden muy crujientes. Servir enseguida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.