Escuela Andaluza de Salud Pública

presentación del proyecto cocinar rico y sano 24.10.2010

“QUE TU ALIMENTO SEA TU MEDICINA Y QUE TU MEDICINA SEA TU ALIMENTO” (Hipócrates)

La cocina no es sólo una cuestión cultural y social, sino también, y sobre todo, una cuestión de salud. Y más importante es esto aún cuando nos referimos a la población infantil, a personas de avanzada edad o a pacientes con algún tipo de restricción alimentaria.

Es fundamental una alimentación saludable y cómo puede ayudarnos a prevenir enfermedades y evitar problemas posteriores.

Para ello, Factoría de Cocina propone una serie de talleres dirigidos a pacientes y familiares o cuidadores, con el objetivo de que aprendan a cocinar platos sabrosos y apetecibles, sin salirse de las recomendaciones médicas a las que se ven obligados.

Lo que pretendemos es que, aunque algunos alimentos estén prohibidos o restringidos, el momento de la comida no se convierta en algo aburrido.

En colaboración con los facultativos pertinentes y siguiendo de forma escrupulosa sus indicaciones, proponemos contribuir a ampliar el conocimiento de los pacientes y cuidadores en materia de cocina y salud.

Se trata de facilitar, de una manera amena y práctica, el seguimiento de las pautas prescritas por los médicos, para prevenir problemas posteriores y mejorar su calidad de vida.

Nuestro objetivo principal: saber qué comemos y en qué nos beneficia o nos perjudican los alimentos que consumimos.

Para ello es importante además, poner en valor el consumo de productos de temporada y también valorar la proximidad de producción de los mismos, pues serán productos más baratos y se les habrá sometido a menor cantidad de procesos de conservación.

Además, en todos nuestros talleres, pero en el caso de los talleres de “Cocina y Salud” con más insistencia, promovemos reducir el consumo de sal y azúcares en general.

El problema de muchas personas que por razones médicas se ven obligadas a seguir una dieta de algún tipo, es que pasados unos días se aburren porque los platos que pueden o saben cocinar siguiendo esas pautas, se convierten en platos monótonos que nada tienen que ver con sus hábitos culinarios.

foto presentación andalucianoticias.es