Solomillo en hojaldre

  • un kilo de solomillo de buey o ternera en un solo trozo
  • 400 grs de hojaldre
  • 200 mls de Oporto o de Jerez Amontillado
  • 12 higos secos
  • una nuez de jengibre fresco
  • una pizca de clavo molido
  • un huevo para pintar
  • sal y pimienta negra molida
  • aceite de oliva

Un par de horas antes de preparar el solomillo, volcamos el Oporto o el Amontillado en un cuenco y dejamos dentro los higos enteros. Pasado este tiempo, volcar en un cazo y poner a fuego muy suave durante media hora.

Dejamos templar fuera del fuego y luego los machacamos con un tenedor, añadimos el jengibre pelado y rallado, el clavo molido, una pizca de sal y de pimienta.

Luego, limpiar la carne de grasa. Calentar un chorrito de aceite de oliva en una sartén grande y doramos el solomillo, a fuego vivo. Dejamos escurrir sobre una rejilla, para que quede lo más seco posible.

Mientras, precalentar el horno a 180 grados. Sobre la encimera estiramos el hojaldre en forma de rectángulo. Salpimentar el solomillo y lo colocamos encima. Lo envolvemos con el hojaldre, presionando los bordes para que no se abra.

En un cuenco, batimos el huevo con una cucharadita de agua y pintamos el hojaldre por todas partes. Lo colocamos sobre una bandeja forrada con papel sulfurizado, procurando que los bordes queden debajo. Hornear de treinta a cuarenta minutos, dependiendo del punto de cocción de la carne que más nos guste.

Servir recién hecho y acompañar con unas cucharadas de puré de higos y unas patatas al vapor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.