Sopa de verduras y raviolis

  • un paquete de raviolis de pasta fresca, con relleno de carne
  • 3 zanahorias hermosas
  • 2 puerros, solamente la parte blanca
  • 2 chalotas
  • queso Parmesano rallado
  • un manojo de culantro fresco
  • caldo de carne o de ave desgrasado
  • unas hebras de azafrán
  • sal y pimienta negra recién molida
  • aceite de oliva

Mientras preparamos los ingredientes de la sopa, ponemos el caldo a calentar en un cazo aparte. Despuntar las zanahorias, las raspamos y se cortan en daditos o en rodajas de grosor mediano. Limpiar los puerros y se cortan igualmente en rodajas.

En la cazuela donde vayamos a preparar la sopa, calentar un chorrito de aceite de oliva y pochar, a fuego suave, las chalotas cortadas en tiras finas. Vamos moviendo para que queden muy blanditas y no se doren.

Unos minutos después, incorporamos las zanahorias y los puerros y rehogar todo junto, moviendo suavemente. Agregamos una pizca de sal, pimienta negra molida y las hebras de azafrán.

Cuando todo vaya tomando color, volcar el caldo, añadir un buen puñado de hojas de culantro muy picadas, bajar el fuego y tapar a medias la cazuela. Cocer a fuego muy suave durante un cuarto de hora, más o menos.

Una vez hecha la sopa, mantenemos caliente. Justo antes de servir, arrimar de nuevo al fuego y, cuando comience a hervir, echamos dentro los raviolis y cocer el tiempo necesario.

En el momento de servir, repartirlos en los platos, espolvorear con el queso Parmesano y cubrir con el caldo y las verduras. Sacar enseguida a la mesa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.