Suflé de atún y piquillos

 

  • 100 grs de atún al natural
  • 3 pimientos de piquillo en conserva
  • 3 huevos
  • 2 claras
  • 2 cucharadas de mantequilla
  • 2 cucharadas de harina
  • 2 vasitos de leche templada
  • una pizca de nuez moscada
  • mantequilla y pan rallado para los moldes
  • sal y pimienta negra recién molida

En primer lugar, engrasar un molde grande para suflé (o cuatro pequeños) con algo más de mantequilla. Espolvorear el interior con pan rallado y sacudir bocabajo. Dejamos en el frigorífico y precalentar el horno a 180 grados.

Luego, separar las tres yemas y montamos las cinco claras a punto de nieve muy fuerte con una pizca de sal. Escurrimos el atún, reservando el jugo. Con ayuda de un tenedor lo desmenuzamos en trozos grandes. Escurrir y secar muy bien los pimientos, los cortamos, primero en tiras y luego en daditos pequeños.

En una sartén calentamos la mantequilla a fuego suave y, cuando funda, incorporar la harina y la nuez moscada, tostamos bien, sin dejar de mover para que no se hagan grumos.

A continuación,  añadimos el jugo del atún y la leche y, sin dejar de mover, seguir cocinando a fuego muy suave para que vaya espesando. Justo antes de apartar, añadir el atún y los piquillos. Fuera del fuego, incorporar también las yemas, una pizca de sal y de pimienta y mezclamos bien.

Cuando la mezcla haya perdido un poco de calor, vamos añadiendo las claras montadas, moviendo delicadamente para que no pierdan volumen. Volcar en el molde, dejando un tercio libre para que pueda subir al cocer.

En el último momento, metemos en el horno bien caliente durante veinte minutos aproximadamente. Servir enseguida, antes de que baje y acompañar con una buena ensalada.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.