Tomates al horno

  • 8 tomates rojos medianos, que no estén demasiado maduros
  • medio kilo de salchichas frescas, de ave o de cerdo
  • 2 chalotas
  • 2 huevos hermosos
  • medio vasito de leche
  • una rebanada de pan del día anterior
  • unas semillas de comino
  • unas hojas de culantro y hierbabuena
  • una pizca de pimentón
  • sal y pimienta negra molida
  • aceite de oliva

En un cuenco troceamos el pan y lo remojamos con la leche. Lavar los tomates, retirar la parte superior y los vaciamos con ayuda de una cuchara. Se espolvorean por dentro con una pizca de sal y los dejamos escurrir bocabajo.

A continuación, picar menudas las chalotas y las pochamos, a fuego suave, en una sartén con un hilo de aceite de oliva. Cuando estén blanditas, las sacamos bien escurridas a un cuenco. Dejamos templar.

Luego, hacemos un corte en las salchichas a lo largo, sacamos la carne, las desmenuzamos y se mezclan con las chalotas y el pan escurrido y desmenuzado. Agregar también los huevos batidos, las semillas de comino ligeramente machacadas, el pimentón y una pizca de sal y pimienta.

También añadimos un puñado de hojas de culantro y hierbabuena picadas y trabajar todo bien con un tenedor hasta que tengamos una masa bien trabada. Precalentar el horno a 190 grados.

Con una cuchara vamos rellenando los tomates, se van colocando bien juntos en una bandeja y “tapamos” con sus caperuzas. Rociar con un hilo de aceite de oliva y cubrir con papel de aluminio. Hornear durante cuarenta minutos.

Pasado este tiempo, retirar el papel y dorar unos minutos más. Servir templados y acompañar con arroz blanco, cuscús o pasta hervida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.